El SuperDiez

 La lista de éxitos del cine en España

 FILA DIEZ   Josemanuel Escribano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A

 

EL MENÚ   (03.12.22)

Dir.: Mark Mylod. Pro.: Will Ferrell, Katie Goodson, Betsy Koch, Adam McKay, DanTram Nguyen, Zahra Phillips. Gui.: Seth Reiss, Will Tracy. Int.: Ralph Fiennes, Anya Taylor-Joy, Nicholas Hoult, John Leguizamo.

 

Mark Mylod (Devon, 1965) produce y dirige series y películas de televisión desde 1995, con títulos como The Stand-up Show, Shameless, Entourage, Minority Report, Succession y Juego de tronos. Para la pantalla grande ha dirigido Dime con cuántos (2011) -con Anna Faris y su 19 últimos amantes-, Un golpe de suerte (2005) -con Robin Williams- y Ali G anda suelto (2002), uno de los Sacha Baron Cohen más petardos. Y ahora vuelve con esta película de título tan gastronómico.

El menú es el que se va a servir en un famosísimo restaurante enclavado en una isla bastante solitaria y misteriosa. Los pasajeros -gente selecta- embarcan en un corto viaje desde la costa. Son un matrimonio mayor, tres jóvenes brókeres bastante creídos, una prestigiosa crítica literaria con su editor, un actor famosillo en horas bajas con su novia, y otra pareja joven: Tyler -Nicholas Hoult-, un tonto del bote insoportable, acompañado de una espectacular Anya Taylor-Joy -Margot en la película-.

En el barco ya les ofrecen un modernísimo aperitivo -una ostra con cosas-, y pronto llegan a la isla, donde la camarera principal los lleva al restaurante, en eso que se llama un marco incomparable junto a la playa. Y empieza el festín. Que no es tanto, porque aparece como surgido de la nada el Chef -con mayúscula gorda-, que les va a cantar los platos: una lista interminable -luego se verá que no- de cosas como las esferificaciones de wakame con fumé de lomo alto de semoviente sobre una deconstrucción de proteína a la camomila… Y otros con más mal lácteo todavía. El Chef les advierte: “aquí no se viene a comer, se viene a degustar”. Pues eso.

El referido Chef resulta ser un tipo bastante siniestro, y la tropa de cocineros -a la vista del cliente- y camareros lo acompaña con absoluta sintonía. Los comensales, tan asombrados como atemorizados, van trajinando los insólitos platos con su mínimo y excelso contenido. La famosa crítica los juzga con severidad, la señora mayor anda con la mosca tras la oreja, el actor y su novia no hacen mucho caso de la comida, Tyler disfruta mucho, y Margot, nada: ni le gusta lo que le ponen, ni lo que ve, ni las extravagancias del Chef, ni el rato que está pasando.

Y tiene razón, porque la cosa se va poniendo cada vez más tensa y hasta tirando a dramática, sin dejar de exhibir un especial sentido del humor. La cámara de Mark Mylod retrata a los personajes yendo del plano general al primer plano, desde el escenario tan pulcro de la cocina como cargado el del comedor, hasta las manipulaciones de los cocineros, los gestos de los comensales y, sobre todo, los del explosivo Chef y la rebelde Margot, que parece la única fuera de lugar en el restaurante.

Hasta que todo se precipita hacia el desenlace, con lo que ya nos temíamos y lo que no. Porque la película está salpicada de golpes de efectos y de giros, encajados por un público sorprendido -a los dos lados de la pantalla-, que se rinde a la pareja protagonista. Y es que El menú resulta ser una suerte de western gastronómico en el que se enfrentan dos gigantes de la pantalla: el veterano Ralph Fiennes y la joven -pero ya madura- Anya Taylor-Joy. Un duelo en la alta… cocina, con resultado imprevisible, en una de las mejores- si no la mejor- secuencias de la película. Que tiene un estupendo ritmo, un humor negrísimo, una divertidísima caricatura de la moderna restauración, con unas interpretaciones entregadas a fondo, y una enseñanza capital: a la cocina es mejor ni acercarse. Eso es lo que yo vengo haciendo desde hace muchos años, y me ha ido bastante bien.

 

CRÍTICAS ANTERIORES:
A B C D E F G H I J K L M
N O P Q R S T U V W X Y Z