El SuperDiez
 La lista de éxitos del cine en España                                                                                           

 EL JUICIO DE MEFISTÓFELES   José Antonio de Vega                                                     (VER anteriores)

 

PLANTA PERMANENTE   (26.06.21)
Dirigida por Ezequiel Radusky. Interpretada por Liliana Juárez, Rosario Bléfari, Verónica Perrotta, Sol Lugo. Guión de Ezequiel Radusky y Diego Lerman. Música de Maximiliano Silveira. Fotografía de Lucio Bonelli.

 

Para la última sesión antes del parón del verano, traemos a presencia de este tribunal  Planta permanente, la primera película como director en solitario de Ezequiel Radusky, siendo también el último trabajo de la cantante, actriz y escritora Rosario Bléfari, tristemente fallecida en el 2020.

Lila (Liliana Juárez) y Marcela (Rosario Bléfari) mantienen una estrecha amistad que incluso implica a sus familias. Ambas forman parte de la plantilla fija de la Dirección Provincial de Obras Públicas, donde se conocieron hace más de 30 años trabajando como personal de limpieza. En ese edificio se desenvuelven como pez en el agua entre oficinas, sótanos e interminables pasillos. En una estancia desocupada y con el beneplácito de las sucesivas direcciones que han ido pasando, tienen montado un comedor improvisado para empleados, donde ofrecen comidas caseras y se sacan unos ingresos extra.

El día a día de los trabajadores se ve sacudido por la llegada de una nueva directora general (Verónica Perrotta). A modo de metáfora de la llegada de un nuevo político a su cargo, hace un discurso ante toda la plantilla prometiendo eficacia, mejoras laborales y que no habrá despidos. Lila escucha con esperanza, Marcela con justificado escepticismo.

Pronto empiezan los recortes de plantilla entre los que se encuentra la hija de Marcela que a su vez es ahijada de Lila. El status quo forjado a base de costumbre que les había permitido realizar el servicio de comedor, tampoco dura mucho. La atenta y sonriente directora que en privado firma despidos con frialdad y sin contemplaciones, pese a lo dicho el día de la presentación, lo suprime de un plumazo.

Un incidente ocurrido cuando Marcela, con la complicidad de su amiga, intenta evitar el despido de su hija y la emprendedora propuesta de Lila, que pretende convencer a la nueva directora de la apertura de un comedor oficial a costa de arriesgar su propio patrimonio, se lleva por delante la amistad de las dos amigas. Pronto el resentimiento y la envidia harán acto de presencia, que junto con el  oportunismo e hipocresía de la directora, dificultaran enormemente las ilusiones y sueños de Lila.

 

Veredicto: Este jurado estima que el filme dirigido por Ezequiel Radusky, vistiendo la historia de cierta fábula moral, ahonda de forma inteligente y sin complejos en temas incómodos como los obstáculos de una burocracia impersonal, el empleo, la mezcla amistad-negocios y la envidia. También nos habla de cómo en el ambiente laboral el poderoso se atribuye con escaso esfuerzo el mérito ajeno, al igual que el compañerismo se torna en desunión y la amistad en desengaño, desvaneciendo la oportunidad de prosperar a los más humildes.

Consideramos que la labor de las actrices que protagonizan los tres personajes centrales es impecable. A Liliana Juárez su papel de Lila le valió ser la ganadora del premio a mejor actriz en el último Festival de Cine de Mar del Plata. Rosario Bléfari pese a estar enferma de cáncer cuando rodó esta película, construye en su último trabajo como actriz, un retrato muy creíble de una amiga tóxica y envidiosa. Por último la uruguaya Verónica Perrotta encarna a las mil maravillas a esta cínica y calculadora directora general.

En definitiva, el guión escrito por el propio Radusky y Diego Lerman, dibuja un escenario donde el débil construyó con sacrificio propio y donde el poderoso campa a sus anchas.

 

Por último este tribunal no quiere perder la ocasión de desear un feliz verano a todos los aficionados al Séptimo Arte y lectores de El SuperDiez de forma particular. También queremos animar a todos a pasar unos meses de cine, regresando a las salas que a raíz de la pandemia se han vaciado. El cine sin espectadores está herido de muerte y no podemos dejar que esto ocurra.