El SuperDiez
 La lista de éxitos del cine en España                                                                                           

 ¡CÓMO MOLA... EL CINE!   Helen del Pozo                                                                  (VER anteriores)     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOBO FEROZ   (28.01.23)

Dir.: Gustavo Hernández. Gui.: Conchi del Río, Juma Fodde. Int.: Javier Gutiérrez, Adriana Ugarte, Rubén Ochandiano.
 

Alonso es un agente temerario, impulsivo; tiene una hija de 10 años, pero por el trabajo y demás, no la ve mucho. Para su cumple le regala un móvil.

Martilde es una joven que ha crecido en una vida bastante desestructurada, de momento cuida a su padre, y si tiene que dar alguna que otra hostia, la da sin mirar atrás.

La sargento Vidal está destinada en esta ciudad por méritos propios, tiene claro sus principios. Es una ciudad donde ocurre algo inexplicable, algo que pasó en su momento y que parece ser que ha vuelto a suceder; todos creen saber de quién se trata, pero las sospechas no siempre te llevan al lugar del delito, a veces despista, y aquí nos encontramos a un agente que cree tener controlado todo y una sargento que viene de otro lugar por su buen olfato. Los vecinos saben a dónde no mirar y de quién pasar, pero hay algo que llena realmente de ira, odio y frustración, y por ello veremos algo que no imaginas, aunque si lo puedes pensar.

Javier Gutiérrez tiene un papel interesante, que te hace pensar; le sigue Rubén Ochandiano, que hace tan suyo el papel que parece real y te da un miedo feroz, y les acompaña Adriana Ugarte, que está impecable en su papel, de sobresaliente; su personaje da miedito también. Me gusta ese cambio que Adriana y Rubén hacen en sus personajes, los llevan a la propia vivencia personal y eso no lo hace todo el mundo.

Lobo feroz tiene mucha cosas interesantes, que hacen que te envuelvas en la historia, que encuentres esa intriga, ese delirio que acompaña a la tranquilidad, sin olvidar la paciencia que hace que la peli dura esos quince minutos de más que bajo mi punto de vista sobran.

La película tiene ritmo, giros y ese color que hace que te metas en cualquiera de los personajes y lo vivas con ellos en ese mismo momento.

Lobo Feroz nos habla de que hay que tener cuidado hasta con tu vecino, de la confianza, de la observación, de los límites y a dónde nos llevan.

Si fuera una comida sería espagueti, porque son sigilosos al ser comidos, su color sería gris niebla porque ves cosas que no están en el guion y eso es por la buena interpretación de cada actriz y actor.

¿Qué le da miedo a un psicópata? A ver quién lo adivina 

PD: quien no cuida a los suyos se queda vacío 

PD 2: quien no acaba lo suyo, acaba vacío también. 

 

 

CONSULTA TODOS LOS ARTÍCULOS DE HELEN DEL POZO EN "COMENTARIOS DE PELÍCULAS ACTUALES"