El SuperDiez
  La lista de éxitos del cine en España                                                                                           

 FILA DIEZ   Larry D'Abutti

 

DÍA DE LLUVIA EN NUEVA YORK   (12.10.19)

Dir.: Woody Allen. Pro.: Letty y Erika Aronson, Helen Robin. Gui.: Woody Allen. Int.: Timothée Chalamet, Elle Fanning, Liev Schreiber, Jude Law, Diego Luna, Selena Gomez.

 

Fiel a su cita anual –esta vez con un poco de retraso-, acaba de llegar la película número 50 de este señor de 83 años llamado Woody Allen. Nada que añadir de su carrera, que es inigualable, ni de su vida privada, que no nos incumbe.

La que nos atañe aquí es la de sus jóvenes protagonistas, Gatsby y Ashleigh, que son dos estudiantes de una universidad provinciana. Gatsby nos está contando –la voz en off sigue siendo un formidable recurso para Woody Allen- que ha huído de Nueva York y de su posesiva madre y que está muy contento con sus estudios y, sobre todo, con su novia Ashleigh. Y en ese momento llega ella, toda emocionada, porque le han concedido una entrevista con el famoso director de cine Roland Pollard para la revista de la universidad. La cita, eso sí, es en Nueva York, donde reside el cineasta. Pero no hay problema: Gatsby le propone viajar juntos y pasar unas horas, después de la entrevista, enseñándole la Gran Manzana y sus lujosos ambientes. Y así lo hacen. Pero lo que iba a ser un día feliz y tranquilo, se complica sobremanera: Roland Pollard no resulta nada fácil de entrevistar. Y a cambio propone a Ashleigh comer juntos; la chica, claro, acepta, para decepción de su impaciente novio.

La cosa no acaba ahí, y la aspirante a periodista inicia un periplo alocado que la lleva por los caminos más insospechados. Encima, llueve. Y Gatsby, desesperado, da tantos tumbos como ella para acabar, muy a su pesar, en la mansión de sus padres. Allí le espera, quizá, el momento más trascendente de su vida. Así que, cuando los enamorados se reencuentran, puede que todo haya cambiado para ellos.

He oído decir a algún colega que esta es una “obra menor”. Sí, exactamente igual que el orfebre que crea una miniatura excelsa y rara, mucho más importante que la grosera bisutería que tanto abunda. Día de lluvia en Nueva York es una pieza de cámara, una comedia delicada, llena de humor y de verdad; es asombroso presenciar, degustar una obra tan ligera y a la vez tan profunda: algo que solo está al alcance de auténticos creadores.

Ashleigh y Gatsby deambulan por Nueva York, salen y entran, se ponen como una sopa, tienen encuentros inesperados y viven situaciones que serían casi trágicas si no fuera porque son tan cómicas. Y todo ello, gobernado por un estilo, un ritmo, una atmósfera que lleva la firma de Allen en cada secuencia, en cada plano. El guion, tan clásico que parece de película antigua –y grande- insiste en las sentencias que ya conocemos de su autor pero, en boca de los personajes, parecen otra vez nuevas. Timothée Chalamet es un Woody Allen redivivo; pero también Liev Schreiber, Jude Law, ellos, y hasta las mismas Elle Fanning y Selena Gomez. Lo que dicen parece imposible y, sin embargo, nunca están fuera de lugar.

Y al festín para la inteligencia se une la colaboración de Vittorio Storaro con una maravillosa fotografía, que acompaña tanto los estados de ánimo de los protagonistas como los de la propia Nueva York, románticamente dorada o amenazadoramente gris. Es un escenario encantado, que transforma la realidad y cala al espectador. Al terminar la proyección, al salir de la sala, yo estaba seguro de que, también en Madrid, estaba lloviendo.  

 

CRÍTICAS ANTERIORES:
A B C D E F G H I J K L M
N O P Q R S T U V W X Y Z