¡CÓMO MOLA... EL CINE!   Elena del Pozo

EL EXTRANJERO   (13.01.18)

El extranjero es aquel que decide emigrar a otro país, y recibe allí ese nombre de extranjero.

Liam Hennessy es el ministro principal de Irlanda. Un ministro que tiene lo que todos: una agenda oculta, un trabajo no muy deseado, una vida de ricos…, en fin, así les gusta vivir. Como complemento, este hombre esconde algo que se irá viendo.

Quan es el extranjero, extranjero porque se vino de su país natal, donde perdió a su mujer y dos hijas, y quería hacer un giro con su otra hija, con la que congenia muy bien. Por cosas que suceden cada vez más entre un grupo y otro, y que detrás de todo siempre anda quien menos te esperas, en Londres empieza una serie de atentado del IRA, un grupo que nuestro ministro conoce muy bien y que si no es él quien acaba con ellos serán otros con dos... los que acaben con él. Aquí tienen que mirarse todos y no confiarse tanto, porque la confianza lleva al engaño.

Película interesante, que te hace pensar en muchas cosas; entre ellas ¿qué ministros, policías, diputados o lo que sea andan detrás de todo esto? ¿Por qué pagan siempre justos por pecadores?

Cuando veas una peli de este tipo, fíjate en cómo es cada uno, porque así podrás ver de qué pie cojea; verlo en cine es más fácil para saber que en la calle de verdad ocurre lo mismo: cuando pides la hora, un café o quieres acabar con los que han puesto una bomba, hay malos, malotes con doble personalidad: esos son más difíciles de cazar.

 

120 PULSACIONES POR MINUTO   (13.01.18)

El VIH es una enfermedad que, afortunadamente, ya se va conociendo más cada día; y gracias a este tipo de películas tomamos más precauciones y tendemos a desconfiar al tener una nueva relación.

120 pulsaciones por minuto cuenta la historia de Act-Up, un grupo de activistas de París que lucha por una vida mejor para las personas que sin querer ni saber han contraído y son portadores del VIH; por ellos y para ellos hay grupos que no les dejan solos y les hacen tener la esperanza que no suelen dar los médicos.

“El conocimiento es un arma” y para ello existen los activistas que han luchado y luchan para que todo el mundo se proteja antes de tener unas relaciones. Los hay que sufren, que buscan popularidad, que viven al cien por cien cada día porque no saben el momento en que esta enfermedad se les llevará, y los que luchan por ser felices a pesar de que no dejan que la gente vea lo que internamente les pasa.

Estos jóvenes piden apoyo, no dejadez; cura y no pasividad; amor y no asco. Son personas como tú y como yo, tú también puedes estar en su lugar y te gustaría que lucharan por ti, por tu futuro, por una cura... ¡Luchemos junt@s!

 

 

CONSULTA TODOS LOS ARTÍCULOS DE ELENA DEL POZO EN "COMENTARIOS DE PELÍCULAS ACTUALES"