El SuperDiez
   La lista de éxitos del cine en España                                                                                           
                                     
                      Inicio            El SuperDiez            Críticas            El Profesor Kelp            Cartelera            La taquilla            Cineuropa
 
 
FILA DIEZ
a


LAS CRÍTICAS DE LARRY D'ABUTTI  

MAUDIE, EL COLOR DE LA VIDA   (24.06.17)

Directora: Aisling Walsh. Intérpretes: Sally Hawkins, Ethan Hawke, Kari Matchett.
 

Parece que están de moda las películas sobre pintores/as, no demasiado conocidos; en un momento se van a juntar Paula (Paula Modersohn-Becker), Los últimos días del artista (Wladyslav Strzeminski) y esta Maudie, sobre la vida de Maud Dowley, luego Lewis. Las tres son interesantes.  

Maud es una joven inteligente y decidida a pesar de su problema físico. Vive en casa de su tía Ida, pero cuando ve un anuncio pidiendo una asistenta, no duda en optar al puesto. Lo malo es que quien lo solicita es Everett, un tosco pescador, casi analfabeto y con mala uva, que vive en una barraca ruinosa fuera del pueblo.

A pesar de sus caracteres tan opuestos, la convivencia, que empieza con serias dificultades, va poco a poco transformándose en amistad y, al final, en verdadero amor. Mientras, Maud se revela como una pintora extraordinaria, llena de un encanto primitivo y con una maravillosa potencia expresiva; tanto, que sus cuadros y postales se hacen famosos en todo el país e incluso fuera de sus fronteras.

El guion de la canadiense Sherry White desarrolla a la perfección estos personajes, y la tarea de la directora irlandesa Aisling Walsh se centra en dejar que los protagonistas cobren vida mediante las sensacionales interpretaciones de Ethan Hawke y Sally Hawkins: él, en uno de sus mejores trabajos, como el huraño y violento Everett, y ella en una muestra más de su valor y su superlativa capacidad para los retos más complicados.   
La película es un relato sensible –también triste- y pleno de poesía, que narra la vida adulta de Maud Lewis, una pintora quizá no famosa en todo el mundo, pero sí una de las artistas populares más reconocidas de Canadá y, como se muestra en la pantalla, una persona aparentemente débil pero capaz de superarlo todo con la fuerza de sus únicos, mágicos pinceles.

 

LA MUJER DEL ANIMAL   (17.06.17)
Director: Víctor Gaviria. Intérpretes: Natalia Polo, Tito Alexander Gómez, Jesús Vásquez.
El colombiano Víctor Gaviria alcanzó el reconocimiento mundial con La vendedora de rosas (1998). Después dirigió Sumas y restas y ahora, tras doce años de silencio, regresa a la pantalla con este durísimo drama rural que narra la historia de Amparo, una joven estudiante de Medellín. Un día, Amparo se escapa del internado en el que estaba recogida para ir a refugiarse en casa de su hermana, que vive sin demasiados recursos en un barrio marginal.
Allí conoce a Libardo y muy poco después comienza su cruel calvario: Libardo la rapta, se la lleva con su familia y la somete a todo tipo de vejaciones, sexuales, físicas y mentales, y la hace vivir en un clima insoportable de violencia que puede llegar incluso al asesinato y que parece no tener fin. La cámara de Víctor Gaviria se muestra absolutamente explícita relatando estos hechos, de tal manera que llega a ser abrumadora para el espectador.
Cabría preguntarse si es necesario tanto realismo, pero no cabe más que responderse afirmativamente: lo que se cuenta es una historia real, apenas ficcionada –magníficamente interpretada por actores no profesionales, como es habitual en el cine del colombiano- y es además parecida a tantos y tantos casos que suceden cada día en todo el mundo; también en nuestro propio vecindario. Cuanto más se vea y se rechace al animal, a todos estos animales, mejor.  
Víctor Gaviria ganó el galardón al mejor director en el pasado Festival de Málaga; un premio merecido por esa intensidad, esa emoción y la verdad de las que ha sabido dotar a su película, que es sobre todo una cruda y violenta denuncia de la violencia machista, y que parte, como decía, de la ficción, para convertirse en un documento real, tan doloroso como valiente y necesario.

 

AMERICAN PASTORAL   (10.06.17)
Director: Ewan McGregor. Pro.: Tom Rosenberg, Gary Lucchesi, Andre Lamal. Gui.: John Romano. Intérpretes: Ewan McGregor, Jennifer Connelly, Dakota Fanning.
Hasta en ocho ocasiones los textos de Philip Roth –uno de los más grandes escritores norteamericanos vivos- han llegado a la pantalla, desde Goodbye, Columbus (1969) hasta las últimas Indignación y American pastoral, ambas de 2016. Novelas y relatos, adaptados a veces por guionistas de la talla de Ernest Lehman –Portnoy’s complaint, 1972- y realizados en otras ocasiones por directores reconocidos como Robert Benton –La mancha humana, 2003- o Isabel Coixet –Elegy, 2008-, han obtenido dispares resultados aunque siempre con el interés de la referencia a las obras originales.
American pastoral ha pasado por un largo período de incubación, desde que el proyecto se inició en 2003, con Phillip Noyce y Fisher Stevens alternándose como posible director, hasta que en 2015 Ewan McGregor asumió la responsabilidad una vez que ya estaba confirmado como protagonista junto a Jennifer Connelly –única que se mantenía desde el reparto inicial-, Dakota Fanning y David Strathairn. 
McGregor es Seymour “El Sueco” Levov, un hombre al que la vida le sonríe. Antiguo atleta universitario triunfador en múltiples disciplinas, está felizmente casado con Dawn, una reina de la belleza local, vive en Newark en una hermosa granja, dirige la importante fábrica de guantes legada por su padre, ahora retirado, y tiene una preciosa hija, Merry, que es el orgullo del matrimonio. Seymour se siente satisfecho de su existencia, de saberse el ejemplo de cómo un muchacho de familia judía de origen humilde ha conseguido situarse en la cúspide social gracias a su trabajo, a su honradez y al cumplimiento de unas leyes en las que cree. Y así entra, junto con su país, que aun se cree feliz, en los turbulentos años 60.
A comienzos de la década, el presidente Kennedy es asesinado y su sucesor, Lyndon B. Johnson, lleva a los Estados Unidos a la guerra de Vietnam. Empieza una corriente creciente de protestas sociales, por los derechos civiles y en contra de la guerra, y la población negra se rebela en lucha por la igualdad. En su casa, los Levov ven como su hija se ha convertido en una adolescente problemática, contestataria y radical, y a la vez su patria penetra en una espiral de violencia. Las manifestaciones populares y la represión consiguiente incendian las calles y provocan miedo e incertidumbre. Y en medio de esta confusión, con la fábrica asaltada por grupos incontrolados, y tras un  atentado con dinamita, Merry desaparece y la policía la busca por terrorista.
La familia Levov sufre una terrible crisis, paralela a la que vive América y, en buena medida, todo el mundo: hay golpes de estado y revoluciones, asesinatos, guerras, los estudiantes franceses se echan a la calle y otros muchos siguen su ejemplo… Y comienza en Estados Unidos el mandato de Richard Nixon, que terminaría abruptamente. Un final que Seymour teme también para los suyos; el rastro de su hija aparece y se disuelve con parecido dramatismo, por más que él dedique su vida entera a seguirlo; y Dawn siente que su realidad la traiciona, ya no es la reina de la belleza, ya no le interesa su granja y su cabeza le va a explotar en mil pedazos. El relato, aquí, sin perder del todo el trasfondo social y la búsqueda de Merry, se centra en la pareja y en su progresiva inestabilidad. Hasta que, en el penúltimo giro del guion, hay algunas respuestas. Que no por ciertas van a ser menos dolorosas, como el final de una pesadilla que lleva a un despertar tampoco feliz.
Estimable debut de Ewan McGregor tras la cámara, con un nada desdeñable manejo de personajes y situaciones. Quizá la película, en su conjunto, no llega a la fuerza y la airada ironía de la novela original, pero sí acierta a transmitir su contenido: el dramático descenso a los infiernos de un hombre, su familia y su país.

 

MARIE CURIE   (03.06.17)
Director: Marie Noelle. Pro.: Marie Noelle. Mikolaj Pokromski, Ralf Zimmermann. Gui.: Marie Noelle, Andrea Stoll. Intérpretes: Karolina Gruszka, Arieh Worthalter, Charles Berling.
Marie Noelle es la directora de Ludwig II (2012) y La mujer del anarquista, la película de 2009 ambientada en la Guerra Civil española. Y ahora continúa con el género biográfico narrando la vida de Marie Curie, posiblemente la científica más importante de la historia, “descubridora” del radio y el polonio y ganadora –la primera persona y la única mujer- de dos premios Nobel.
Precisamente, la película transcurre entre la entrega del primero de estos premios, el de física, en 1903, y la consecución del segundo, el de química, en 1911. Casi dos décadas de una existencia apasionante definida por su amor a la ciencia, su incansable espíritu de lucha y una voluntad de hierro que la hizo levantarse de todos los golpes que el destino la fue propinando. El guion del filme acierta a recoger esos aspectos, en un repaso a la vida íntima de Marie, tanto en lo profesional como en lo familiar y amoroso; y la cámara se presta siempre a iluminar y embellecer cada momento –magnífica fotografía de Michal Englert-, aproximándose al cuerpo de la protagonista, a su rostro, feliz o contrito, o a sus manos heridas por la radiactividad; o retratando a los personajes en escenarios casi oníricos, bañados por la luz o difuminados en la niebla o la espesura. Siempre, en todo caso, con estricta precisión y evidente sentido estético, como mimando a un ser aparentemente frágil pero con tremenda fuerza interior; lo que también describe la extraordinaria banda sonora de Bruno Coulais: es de rigor citar estos elementos.
El relato se inicia cuando Marie y Pierre Curie son padres de su segunda hija y, tras dilatarlo en el tiempo, acuden por fin a Estocolmo a recibir el premio Nobel que ganaron juntos por sus investigaciones sobre los fenómenos de radiación. Son los albores del siglo XX y todavía Marie se encuentra en un segundo plano tras la figura de su marido. En París empiezan a surgir los primeros movimientos en favor de la emancipación femenina, pero la sociedad francesa –aun estremecida por el caso Dreyfus-, presta poca atención a estas reivindicaciones. Los esposos Curie se embarcan en su tarea, conscientes de sus limitaciones económicas y científicas y Marie aparece como una entregada madre y esposa a la vez que decidida investigadora. Pero en 1906, Pierre muere en un accidente en las calles de París y ella se queda sola.
Son momentos de incertidumbre, de dudas entre regresar a su Polonia natal o proseguir sus investigaciones; pero su carácter se impone, apoyada en su familia política, y vuelve al trabajo, empeñada en conseguir un laboratorio avanzado y suficiente para su sueño: lograr aislar una partícula de radio puro. Claro que su voluntad choca con el machismo de los académicos y profesores franceses, que no soportan ver a una mujer tachada de extranjera y atea –como luego de impúdica y judía- impartiendo clases y realizando experimentos de altísimo nivel. Pero Marie cuenta –además de con la admiración de destacados científicos, como el mismísimo Albert Einstein- con la ayuda de su ayudante y amigo André Debierne y de su colega Paul Langevin. Con este último mantiene un apasionado romance, que acaba de manera melodramática, mientras la prensa y la calle la crucifican y ella, con los primeros síntomas de la enfermedad que la mataría, consigue el éxito buscado y recibe de la Academia Sueca de las Ciencias su segundo premio Nobel, esta vez el de química.

Marie Curie tiene en la pantalla el rostro y la figura de Karolina Gruszka, la intérprete ideal para plasmar la energía y la determinación del personaje tanto como la entrega y la pasión amorosa para con sus dos hombres. Ella tiene la belleza y la fuerza que, como decía, describe el guion y envuelven música y fotografía: toda una vida, todo un espectáculo.

LAS CONFESIONES   (27.05.17)
Director: Roberto Andò. Intérpretes: Toni Servillo, Daniel Auteuil, Connie Nielsen
Roberto Andò es conocido por haber dirigido Bajo nombre falso y Viaje secreto, y más por Viva la libertad, película en la que Toni Servillo se desdoblaba en el papel de un político desencantado y su hermano gemelo. Y en esta nueva continúa la colaboración entre actor y director.
En un lujoso hotel de la costa de Alemania se encuentra reunido el poderoso G8. Con los ministros de los países más importantes de la Tierra está el presidente del Fondo Monetario Internacional y también concurren algunos artistas –como una novelista o un cantante muy famosos…- y un extraño fraile, silencioso y ensimismado, al que nadie sabe quién ha invitado.
Tras la primera jornada, que transcurre tranquila, cae la noche; y a la mañana siguiente, se produce el caos: Daniel Roché, el jefe del F.M.I. aparece muerto en sus habitaciones, con trazas de haber sido asesinado. Las sospechas se disparan entre los asistentes, pero recaen en el misterioso fraile, al que han visto salir de madrugada del aposento del fallecido. Y este reconoce haber estado allí y haber hablado con Roché, pero se niega a revelar el contenido de su conversación.
Cada uno de los mandatarios, desde el japonés a la canadiense, pasando por un temible ministro ruso; los responsables del hotel, y también la policía, insisten en interrogar al religioso, pero no obtienen de él la menor confidencia. Al final, la reunión se convierte en algo muy distinto a lo programado: un G8 bastante particular. Naturalmente, el protagonista es el fraile que representa Toni Servillo, un actor tan poderoso que consigue que su personaje esté en todos los planos; también en los que no está.
Gracias a él y a un acertado guion, la película conforma un ácido suspense dramático y político, una parábola –nada irreal- acerca de los entresijos del poder y el cinismo de quienes lo detentan y, sobre todo, un descarnado relato desarrollado con la fuerza de un directo a la mandíbula de los amos del dinero.

EL CASO SLOANE   (20.05.17)
Director: John Madden. Intérpretes: Jessica Chastain, Mark Strong, Gugu Mbatha-Raw.
Elizabeth Sloane es una mujer muy inteligente, una hábil estratega y una competidora inexorable. Tiene las ideas muy claras y sabe que, en su mundo, solo vale ganar. No importa nada el contrincante y, a veces, tampoco sus mismos aliados; la conciencia, supone, es propia de perdedores. Con esa mentalidad y esa decisión entra en la batalla entre los grupos de presión de Washington que debaten sobre la posesión y el uso de las armas: Sloane despliega todo su talento y su capacidad de maniobra para combatir al poderoso lobby armamentista, y las escaramuzas entre ambos bandos –incluidas mentiras, traiciones y artimañas de todo tipo- se suceden en una escalada que solo puede concluir con la victoria o la cárcel.

John Madden –director de Shakespeare in love y El exótico Hotel Marigold- confía el peso de la enrevesada trama a Jessica Chastain, una actriz formidable, de indudable magnetismo en la pantalla; ella conduce el argumento sin vacilar y da vida a esta mujer luchadora en un mundo de hombres implacables.

CRÍTICAS ANTERIORES:

A B C D E F G H I J K L M
N O P Q R S T U V W X Y Z

 
  SÍGUENOS

       

   Contáctanos por correo
  
Sobre nosotros
   .......................

© 2017 El SuperDiez